dissabte, 1 de desembre de 2012

¿Y cuándo nos hacemos una herida? ¿Qué?

En muchas ocasiones, los enfermos de Sensibilidad Química Múltiple no sabemos que productos usar para desinfectar al hacernos una herida, pues o bien no toleramos los productos de farmacia que usaríamos habitualmente, o no nos atrevemos a usarlos por si reaccionamos con una crisis, cosa natural cuando uno ha escarmentado varias veces por confiarse.

Vale la pena saber que tenemos alternativas naturales para ello y me gustaría hablar de un par de ellas.

La Tintura Madre de Caléndula officinalis:

Dentro de la homeopatía tenemos la Tintura Madre (TM) de Caléndula, és un antiséptico, desinfectante y cicatrizante, hablamos siempre de su uso tópico

¿En que ocasiones podemos usarla? Está indicada tanto para heridas infectadas como para heridas sin infección, picaduras de insectos, acné y granos infectados, como enjuague bucal para lesiones en la boca y como gargarismo para problemas de garganta como las anginas.

Como usarla: 

Diluiremos 10 gotas de TM de Caléndula en 100 ml de agua filtrada (o suero fisiológico), con ella limpiaremos la herida, también podemos usarlo a modo de apósito con una gasa impregnada de disolución.

Se puede reforzar su uso externo de manera interna, tomando 3 gránulos de Caléndula officinalis de 15 o 30 CH de potencia cada 8-12 horas hasta la curación de la herida.

Para su uso a modo de gargarismos y/o enjuagues diluiremos 20 gotas de TM de Caléndula en 100 ml de agua filtrada y procederemos ha hacer las gárgaras o el enjuague sin tragar el líquido después.

La TM de Caléndula puede ser útil en heridas sangrantes y en sangrados por orificios corporales (por ejemplo un sangrado de nariz) si se aplica la tintura sin diluir directamente sobre el punto de sangrado.


El extracto de semillas de pomelo:

Dentro de la fitoterapia tenemos el extracto de semillas de pomelo, tiene efectos alcalinizantes, antibióticos, actúa contra bacterias, virus, hongos y protozoos, es antiséptico y desinfectante. Rico en vitamina C, que es un potente antioxidante y esencial para la cicatrización, y en limoneno, que es un terpeno del grupo de los limonoides, con acción anticancerígena, algunas personas con SQM reaccionan a los terpenos, hay que tenerlo en cuenta por si hay posibles intolerancias. Es hipoalergénico, excepto para personas alérgicas a los cítricos.

En su uso interno no  sólo no daña a la flora intestinal si no que la preserva y mejora, convirtiendo en inofensivos muchos virus y bacterias y eliminando las levaduras responsables de la fermentación.

El extracto de semillas de pomelo tiene un gran número de utilidades (más adelante le dedicaré una entrada completa), ya sea de manera interna como externa, de ésta última podemos destacar, entre otros, los siguientes usos: en heridas, ampollas, acné, hongos en las uñas, picaduras de insectos, enjuague bucal en caso de lesiones en la boca, contra la placa bacteriana, gingivitis y dolor de muelas, como gargarismos para afecciones de garganta, etc...

Como usarlo:

Diluiremos 15-20 gotas en 200 ml de agua filtrada y procederemos a limpiar la herida como haríamos normalmente, evitando siempre la zona de los ojos.

Si lo usamos a modo de enjuague o gargarismo diluiremos 15 gotas en medio vaso de agua y procederemos ha hacer las gárgaras o enjuagues sin tragar el líquido después. (si se traga no pasa nada, pero por razones obvias es mejor no hacerlo)

En picaduras de insectos lo usaremos directamente sobre la picadura.